🧪 EL PODER DE LA GRATITUD

La vida me ha enseñado

Que la gente es amable, si yo soy amable
Que las personas están tristes, si estoy triste
Que todos me quieren, si yo los quiero
Que todos son malos, si yo los odio
Que hay caras sonrientes, si les sonrío
Que hay caras amargas, si estoy amargado
Que el mundo está feliz, si yo soy feliz
Que la gente es enojona, si yo soy enojón
Que las personas son agradecidas, si yo soy agradecido.

– Mahatma Gandhi

“Sin sentimientos ni emociones, la cortesía no es más que una cáscara hueca”

– Confucio

La gratitud es la base para vivir en armonía con los demás, no solo decir gracias, sino realmente sentirlas. Cuando somos indiferentes y nos creemos el centro de nuestro mundo, no nos sentimos agradecidos con nada porque tenemos una creencia que nos dice que la vida nos debe a nosotros, como nos sentimos incómodos creemos que la vida es injusta, desde esta perspectiva vemos la gratitud a los demás como un signo de inferioridad, esto nos lleva a que tomemos excesos y a sentirnos víctimas de la vida.

En cambio cuando entendemos que estamos viviendo esta vida para desarrollarnos espiritualmente y que la oportunidad de vivirla puede ser una en infinitas, desde aquí vemos la vida desde otra perspectiva, cambiamos la actitud de una defensiva y rencorosa, a una actitud imponente donde sabemos que los miedos son obstáculos y nuestro propósito es vencerlos, no vemos los miedos como enemigos sino cómo oportunidades para crecer.

Viviendo desde esta perspectiva valoramos la vida y nos sentimos muy agradecidos de estar viviéndola, nos sentimos agradecidos con los demás por el simple hecho de estar ahí y formar parte de nuestra vida.

Cuando damos gracias a los demás nos sentimos bien nosotros y compartimos eso con el otro, el mejor método para sentirse bien y hacer sentir bien a los demás es estar agradecido, cuando se pierde el agradecimiento las relaciones se debilitan, cuando no damos las gracias con el corazón a los demás ellos se alejan, solo quien valora lo que tiene tiende a quedarse con ello, todo por lo que no estemos agradecidos se alejará de nosotros.

La gratitid es el sectreto mejor guardado de la riqueza, no hay una persona mas rica y abundante que la persona que está más agradecida con la vida.

El dinero nos podra dar muchas cosas pero de nada sirve ni no vivimos con gratitud en el corazón, sin la gratitud podremos tener mucho pero nos sentiremos vacios, seremos millonarios y a la vez pobres.

El sentimiento de gratitud nos acerca al sentimiento de felicidad, y el sentimiento de felicidad nos acerca al éxito, no al revés como muchos pueden pensar, el “éxito” no necesariamente trae la felicidad, la felicidad seguro trae el éxito.

Cuando nos sentimos agradecidos actuamos con amor y con ganas de construir nuestros sueños, nos sentimos agradecidos por lo que no dejamos espacio a la escasez, un ejercicio muy bueno que utilizan muchas personas es dedicar los primeros 5 minutos del día cuando se despiertan a recordar en que cosas de su vida se sienten agradecidos, esto hace que toda su rutina durante ese día esté pensando en fortalecer esas cosas que ama en su vida, pruébalo y siente la magia.

Estas cosas no necesariamente tienen que ser grandes metas, sino también pueden ser pequeños detalles como por ejemplo; “gracias por que cada vez que me levanto puedo sentir el sol, ver paisaje y las nubes”, “gracias por las personas que tengo en mi vida con las que comparto amor”, “gracias por darme la oportunidad de estar donde estoy y poder construir mi vida deseada desde aquí”… todos tenemos porque dar gracias, el simple hecho de estar vivos es algo por lo que podemos sentirnos muy agradecidos.

Sentir gratitud profunda es decirnos a nosotros mismos, -esto me gusta y quiero más-, y por lo tanto manifestaremos más de eso, el poder de la gratitud funciona como un botón que puedes espichar en cualquier momento, en el que te indicas a ti mismo, quiero que esto siga sucediendo y siga creciendo en mi vida.

Dejemos a un lado las cosas que no nos gustan de nuestra vida, dejemos de quejarnos y dar excusas por las cosas que no queremos más, esto solo hará que nos anclemos a ellas y que sigan sucediendo, dejémoslas a un lado y enfoquémonos en estar agradecidos por lo que si nos gusta y amamos de nuestra vida, no importa si en un principio son pocas y sencillas, sentirnos agradecidos hará que crezcan y que cada vez sean más, cuando estamos agradecido el universo entiende que eso nos gusta y nos dará más, cuando vivimos agradecidos el universo entiende que nos gusta la vida y nos dará más vida.

La magia de la gratitud es aún más increíble que hacer que pasen más las cosas que queremos que vuelvan a pasar, va más allá de eso, también podemos sentirnos agradecidos por las cosas que en un futuro nos llegarán pero que aún no están en nuestra vida, esto hará que empecemos a vibrar con ellas y a atraerlas, dar gracias por algo que aún no nos ah llegado es dar por seguro que esa cosa nos va a llegar, y esto provocará que de alguna o otra forma eso llegue a nuestra vida.

Practiquemos el poder de la gratitud siempre que podamos, si podemos llegar a vivir en un estado de gratitud, muchísimo mejor, la gratitud nos recuerda que somos felices, que somos amor y que el objetivo es compartir ese amor, desde ahí podemos manifestar todo lo que queramos, desde ahí vamos a convivir en amor y armonía.

Gracias por leer Siendo Creciendo.

Pablo Ordóñez

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .