🔧 GEN REJUVENECEDOR

“El Gen de la fuerza vital se activa cuando nos encontramos en situaciones de hambre”

– Dr. Yashinori Nagumo

Hola, cómo estás, hoy vamos a hablar de un gen descubierto hace poco que confirma nuestra capacidad de rejuvenecer teniendo un estilo de vida saludable, nos deja claro que el envejecimiento no está sujeto a el tiempo sino a un estilo de vida que cultive la enfermedad, por esto podemos ver personas con mayor edad que otras y parecer mucho menores, el indicador más evidente de la salud de una persona es su aspecto físico, si una persona lleva un estilo de vida poco saludable por más cosas que intente, no logrará tener un aspecto saludable, la salud interior se refleja en el aspecto exterior. Si por dentro no estamos sanos, por muchos esfuerzos que hagamos, por fuera tampoco lo estaremos.

En cambio cuando decidimos tomar un estilo de vida saludable, tenemos un aspecto físico radiante, esto se evidencia en un rostro suave y una figura esbelta.

El gen rejuvenecedor fue descubierto haciendo pruebas con animales, los científicos se dieron cuenta de que reduciendo su alimentación a una cuarta parte de lo habitual, su vida se alargaba automáticamente un 150%, es decir vivían 1.5 veces más de lo habitual. Además estos individuos conseguían un aspecto más vivo, saludable, juvenil, esbelto y su pelo era mucho más suave.

Si vemos la historia de la civilización humana nos damos cuenta que las civilizaciones que han soportado más hambre son las que más tiempo han vivido, durante la mayor parte de la historia los humanos hemos estado obligados a ir a conseguir nuestra comida cada vez que nos da hambre, siempre lo normal fue levantarnos, tener que ir a buscar nuestra comida para luego llegar a la casa con hambre y comerla, pero actualmente no tenemos que ir buscar comida sino que ya está ahí.

Además tenemos la creencia heredamos de nuestras queridas abuelas de la saciedad, de que entre más comamos y más llenos quedemos, mejor, pensar que nos estamos alimentando mejor por que estamos comiendo mucho no es verdad, esto no solo es falso sino peligroso, hoy en día sabemos que comer en exceso es la fuente de muchísimas enfermedades. No es cierto que comer mucho es bueno ni que el desayuno es la comida más importante del día, la comida más importante del día son todas en las que vas a comer con el hambre ç nos hayamos ganado.

Actualmente es normal despertarnos a desayunar, ir a trabajar y comer a medio día para luego llegar a la casa y comernos otro plato de comida.

Esto aunque a nosotros nos suene lo más normal del mundo, es desde una perspectiva evolutiva algo muy antinatural, ya vimos en La Herramienta de Cómo Comer Saludable que solo es posible tener habré si nos hemos ganado esa hambre por un trabajo que hayamos hecho, no es posible que una persona se acueste a dormir sin hambre y se despierte con hambre para comerse un desayuno, pues dormir no es un trabajo que nos gaste energía, al contrario.

El desayuno es antinatural, además nuestros antepasados no tenían ni acceso a este porque tenían que ir primero a conseguir su alimento, y en esta búsqueda gastaban energía, llegaban con hambre a su casa porque se la habían ganado y disfrutaban de lo que hubiesen conseguido, este proceso de gastar energía y obtener nueva es lo que nos permite cambiar y evolucionar. Pero si comemos más de lo que necesitamos estaremos amenazando la capacidad de reconstrucción del cuerpo y destruyéndonos nuestro sistema digestivo, lo que implica enfermedades que se desencadenan en todo el cuerpo.

Se que los amantes del desayuno se levantaran rápidamente a defender su habito, yo era uno de ellos, pero debemos entender que no es natural que nos de hambre si no hemos hecho nada a menos de que pase mucho tiempo sin comer, el motivo por el que amamos el desayuno es porque estamos acostumbrados a este, nos levantamos con un antojo deseoso de ser cumplido y vamos a comer, el sabor del desayuno nos recompensa muy bien y esto hace que cada vez más nos apeguemos más a este capricho, es apetito no hambre.

El ayuno no es una herramienta de moda, el ayuno es un estilo de vida natural y saludable, lo contrario a hacerlo será antinatural y eso trae consigo enfermedades.

Si no hacemos ningún esfuerzo en todo el día y no nos da hambre, lo natural es no comer, pero nos han enseñado a tener que comernos todo así no tengamos hambre, supuestamente por educación y salud, lo irónico es que hacer esto nos enferma y por lo tanto no debería ser nunca enseñado.

El gran poder del gen rejuvenecedor se activa cuando dejamos que el estómago nos suene entre comida y comida, cuando sentimos ese rugido el organismo produce muchas hormonas que hacen que el cuerpo se reinvente correctamente y rejuvenezcamos, en cambio cuando no le damos tiempo entre comida y comida para que nos ruja el estómago, el cuerpo no producirá esas hormonas, es como decirle, no te preocupes no te reinventes que yo ya tengo todo resuelto, el cuerpo entiende esto como, si no hay nada más que hacer, no hace falta vivir más, entonces enferma.

Para empezar el hábito de comer menos es necesario distinguir muy bien entre el apetito y el hambre real, si no sabes esta importante diferencia lee el post de La Herramienta de Comer Saludable, luego debemos hacer cambios pequeños y consistentes, porque si se nos dificulta mucho acabaremos dejándolo.

Así que para aplicar esta herramienta intentemos aplazar cada día lo máximo posible la primera comida y en cada comida comamos hagámoslo hasta el 80% de nuestra capacidad, nuca lleguemos a llenarnos completamente. Entre menos comamos nuestro estómago empezará a contraerse poco a poco y nos será más fácil hacerlo. Recuerda que comer poco es un poder increíble que te da mucha energía, no es verdad cuando decimos “con esta hambre no puedo trabajar” eso es tan solo un capricho del eso buscando excusas para aplazar las cosas y sentir placer al saborear lo que nos vamos a embutir. No le hagamos caso dejémosle claro que el que manda somos nosotros nosotros y no caigamos en sus trampas caprichosas.

Sobra decir que debemos aprovechar muy bien estos momentos en que nos ruge el estómago para comer saludablemente, no gastemos esta oportunidad llenándonos con chatarra ni dulces que no son un buen alimento para que el cuerpo logre su proceso adecuado de transformación y evolución, en otro post nos enfocaremos más a que debemos comer para llevar una vida más saludable y vibrante.

Bueno hasta aquí dejo este post disfruta del saludable sentimiento del rugido de tu estómago que rejuvenece tu cuerpo y te hace sentir bien y con mucha energía.

Muchas gracias por leer Siendo Creciendo,

Pablo Ordóñez

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .