Somos nuestros Paradigmas

“Debes aprender a ponerte en contacto con la profunda y pura esencia del Ser, esta esencia verdadera va más allá del ego, no conoce el miedo, es libre, es inmune a la crítica, no le teme a retos, no es inferior ni superior a nadie y está llena de magia misterio y encanto.”

– Deepak Chopra

Los paradigmas o formas de ver la vida funcionan como lentes que nos dan una u otra perspectiva de la vida.

En realidad todos somos lo mismo con diferentes perspectivas, somos consciencia.

Cuando digo que somos nuestros paradigmas no me refiero a nuestra identidad superior, sino a nuestra identidad inferior, la construcción mental hecha de nuestras experiencias en la vida, nuestra personalidad, el personaje…

Nuestra identidad superior es conocimiento puro, nuestra identidad inferior es la historia de un personaje.

Así que en realidad no somos nuestros paradigmas, somos la luz qué pasa a través de ellos y solo cuando estamos confundidos nos perdemos en ellos.

Esto nos hace sentir vacíos y nos trae sufrimiento, cuando recordamos qué somos realmente no es posible el sufrimiento.

La consciencia es Amor, el estado de armonía es de placer, el caos solo aparece cuando en los personajes confundidos, perdidos en sus percepciones.

Hay una buena y una mala noticia, la mala es que en ninguna idea ni percepción encontrarás la forma de sentirte feliz y en armonía, la buena es que esa capacidad está adherida en ti mismo, solo debes dejar de buscar y ya has encontrado…

Aunque sea fácil decirlo, es más fácil seguir buscando que dejar de hacerlo, y esto tiene una razón, nuestra identidad inferior o personaje se hace constantemente de nuestros pensamientos, todo se registra formando unas perspectivas que le dan vida y esencia a nuestro personaje continuamente.

El existe en nuestra cabeza y su objetivo es hacernos pensar a toda costa que el somos nosotros, y así logra convencer a muchos, las personas que nunca se preguntan ¿Quien soy realmente? las convence con facilidad.

Cuando esta identidad ha logrado su objetivo, está muy cómoda en su lugar de poder en tu mente y no le gustaría para nada que la quitarán de ahí y en el caso de que dejáramos de buscar tanto el ¿cómo? En nuestras perspectivas, este personaje se empezaría a disolver, dándole lugar a la identidad superior, esto para ti es un gran avance pero para el personaje es su muerte entonces te convencerá siempre de seguir buscando, sea donde sea.

Esta es la gran trampa de la construcción mental, personaje o ego, dejemos de dar vueltas y oír al personaje convenciéndonos de más locuras interesantes y escuchemos nuestra consciencia, nuestra identidad superior, que desde ahí se nos da todo.

Si deseas saber más de lo que es posible hacer cuando actúas desde tu identidad superior y consejos para hacerlo cada vez mejor, en los siguientes posts descubrirás más.

Gracias por leer Siendo Creciendo, un abrazo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .